sam_1124Marzo de 1993. En algún momento de la historia fue necesario precisar la diferencia entre justicia y justicia social. Se trató así de establecer el sentido más profundo y valioso del concepto de justicia, el que rescata su esencia y lo distingue de toda otra engañosa variante.

Hoy, cuando los más grandes cambios operados en el mundo se dan en el nombre de la libertad, paradójicamente se verifica una brecha entre ricos y pobres que sólo registra antecedentes en los tiempos de la esclavitud.

Y esto es así porque nos encontramos ante una falsa idea de libertad, una parodia de libertad al servicio de la lucha de clases de arriba para abajo. Una lucha de clases que no conduce a la dictadura del proletariado sino a la legitimación de la opresión.

Marzo de 1993

Bajar libro

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *